Producción de carne ovina en compartimento sanitario

11/2014

Particpa por la DCDC: Fernando Rovira

La Compartimentación de la Producción de Carne Ovina es un Proyecto tecnológico de producción intensiva de carne de cordero en condiciones de máxima bioseguridad y donde se cumplen con todas las exigencias de los protocolos establecidos por la OIE en materia de población animal para alcanzar la categoría libre de fiebre aftosa sin vacunación.

El proyecto tiene como estrategia productiva una alta intensificación en la utilización de los recursos forrajeros para la producción de cordero pesado tipo SUL cumpliendo además especiales condiciones de control sanitario a los efectos de levantar las restricciones que impiden poder acceder con cortes con hueso a mercados de alto valor (Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, México).

La propuesta técnica está basada en sistemas intensivos de rotación forrajera que incluye un abanico de alternativas de alimentación basadas en la inclusión de suplementos y concentrados que han venido obteniendo excelentes resultados productivos a nivel de investigación en el SUL. El proyecto permitirá además validar las tecnologías en escalas comerciales.

La propuesta de máxima bioseguridad sanitaria están basadas en el manejo e identificación de los riesgos sanitarios con el fin de garantizar a través de la compartimentación que esa población animal está en la categoría de libre de fiebre aftosa sin vacunación. Las directrices del concepto de compartimentación seguidas en el proyecto provienen del Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE.

Estas novedosas condiciones sanitarias de producción y que son controladas por la OIE , permitirán que puedan ser levantadas las restricciones a mercados importadores a los que solo podemos acceder con cortes sin hueso mejorando con ello la competitividad de la carne ovina uruguaya en los mercados internacionales.

Para llevar a cabo este proyecto, se suscribió un convenio entre el SUL, MGAP, INIA e INAC, el primero proporciona el predio y los animales, así como infraestructura y personal idóneo; el MGAP presta los servicios técnicos sanitarios, certifica las condiciones de sanidad e inocuidad y proporciona toda la gestión de identificación individual de los ovinos; mientras que INIA se compromote a desarrollar líneas de investigación en relación a la eficiencia de la producción de carne ovina y calidad de la misma asociada a sistemas de alimentacón y factores genéticos; e INAC se compromete a promocionar la experiencia de compartimentación en los mercados importadores de carne ovina.

Este Convenio está complementado en la etapa industrial por la participación del Frigorífico San Jacinto, Nirea S.A. que será responsable de la faena, los controles sanitarios específicos del proyecto en la etapa industrial y la comercialización externa de la carne ovina.